Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > El Chino se la perdió
 


Artículos

EL CHINO SE LA PERDIÓ
Un peruano, un argentino y una chilena, un triángulo amoroso con consecuencias insospechadas.

«Yo también le estoy buscando novia, pero sería muy dificil aguantar a mi papá ¿no? él tiene poco tiempo, casi todo se lo dedica al país», estas fueron declaraciones hechas la semana pasada a GENTE por la Primera Dama de la Nación, Keiko Sofía Fujimori, en las que pone al descubierto el por qué el presidente aún no consigue pareja, luego de haberse separado de Susana Higushi.

Para nadie es novedad que el «Chino», es una persona obsesionada por la chamba, pues le dedica casi las 24 horas del día y es poco o casi nada el tiempo que invierte en su vida personal. Siempre han existido rumores de que ha mantenido secretas relaciones con algunas ex ministras, ejecutivas de renombre y hasta periodistas, pero hasta ahora no se le ha podido descubrir una pareja oficial.

Hace algún tiempo nos visitó la «sexacional» rotita Cecilia Bolocco, bella conductora de televisión, quien como ustedes ya sabrán, acaba de protagonizar un escándaloso ampay en Argentina, junto a nada más y nada menos que a don Carlos Saúl Ménen, el ex presidente de la tierra de Maradona, Susana Jimenez y Charly García, entre otros escandalosos. La Bolocco, en esa ocasión, tuvo la oportunidad de conocer a Fujimori, con motivo del evento benéfico «Teleamor». En ese momento, las especulaciones no se hicieron esperar, pero no pasaban de eso. Sin embargo, con esta noticia se puso en evidencia la predilección de la bella chilenita por los mandatarios, así que, con estas informaciones, decidimos investigar el asunto y vaya sorpresa con la que nos encontramos.

Bien coquetón

Alberto Fujimori siempre se ha caracterizado por su personalidad seria, fria y hasta diríamos, tímida. Pero, basta que se le acerque una bella mujer, sobre todo de provocativas piernas, para que el «Chino» pierda la compostura y comience con sus coqueteos.

Resulta que, hace cuatro años, Cecilia Bolocco fue invitada por el canal que organizaba «Teleamor», para ayudar en la convocatoria de ayuda para los niños de la Clínica San Juan de Dios. Esa fue la primera vez que ambos intercambiaron miradas. Luego de cumplir con el compromiso del evento, el «Chino» no perdió el tiempo e invitó a la conductora a cenar, ante la mirada incrédula de Gisela Valcárcel, quien no podía creer lo que estaba viendo. Fujimori mandó a recoger a la Bolocco al hotel donde ésta se hospedaba, para luego trasladarla al Grupo Aéreo #8, donde un helicóptero la esperaba para llevarla a la isla San Lorenzo, donde se encontraría con el mandatario. Como ustedes comprenderán, para dos personas adultas y libres como ellos, las palabras estaban demás. Esa noche, según nos revela la fuente, fue el inicio de una relación que sólo terminó cuando Cecilia se dio cuenta de que el presidente peruano aún seguía casado, pero con su trabajo. Mientras ella viajaba de Chile a Miami y de Miami al Perú discretamente para verlo, «El Chino» tenía que cumplir con sus obligaciones de presidente, dejando a la chilena en un segundo y hasta tercer plano. Esa relación duró varios meses. Al ver la poca atención que le daba el presidente a la conductora, Keiko Sofía entró a tallar y más de una vez le jaló la orejas a su padre, diciéndole que ya lo de él era obsesivo. Fujimori le contestaba que cuando él asumió trabajar por el Perú, sabía que el sacrificio iba a ser grande, pero que no le importaba. Claro que, en el escaso tiempo que podía ver a la chilenita, ambos lo disfrutaban al máximo. Pero, para ella no era suficiente. Fue por ese motivo que Keiko, al recibir las quejas de Ceci, dijo en varios oportunidades que se oponía a que su padre se presentará a la reelección nuevamente.

Cecilia y Carlos Saúl se conocen

Para nadie es novedad la amistad que tiene Menem con Fujimori. Ambos son entrañables amigos y de cuando en cuando se telefonean para intercambiar ideas y aconsejarse mutuamente. Incluso coincidían en algunas reuniones secretas. Fue en una de esas que Fujimori le comentó sobre Cecilia, le dijo que a pesar de que estaba buena, a él no le gustaba que lo presionen. Menem, más canchero, le aconsejó que no fuera tonto y que aprovechara, porque hembras así ya no se consiguen, y mucho menos a la edad que ambos tenían. Pero, lamentablemente para Fujimori, fue en ese tiempo que se se produjo la toma de la residencia del embajador de Japón. A pesar de que hizo hasta lo imposible por mantener la relación, las circunstancias no lo permitieron. El «Chino» sabía de las intenciones de Menem, pero más pudo su compromiso con el Perú y simplemente la dejó ir. Hoy, el escándalo suscitado por Carlos Saúl y Cecilia no sorprende a Fujimori, pues sabe que esa relación no durará mucho. Según nos dijo nuestro infiltrado, el «Chino», actualmente tiene pareja y se trata de una mujer bastante conocida, bella e inteligente. Tiene la aprobación de Keiko y, en cualquier momento, el romance saldría a la luz. Según nos dijeron, al presidente peruano también lo habrían ampayado.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Laura Bozzo: Entrevista exclusiva con la nueva reina del rating.
Hermann Hesse en entrevista post mortem con GENTE
¿Quién saldrá ganando en la Marcha de los 4 Suyos?
"El Chino se la perdió"
El libro que Toledo ordenó destruir(II)
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: