Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > Entrevista a Luis D..
 


Artículos

CONFESIONES DE UN TRIUNFADOR
El doctor Saravá

Luis Delgado Aparicio, segundo vicepresidente del Congreso de la República, abogado de profesión y, por vocación, cultor de la música afro-latino-caribeña-americana, hobby que tuvo que abandonar por dedicarse a tiempo completo a la política. Nació con un detalle físico singular, un angioma cavernoso-difuso en la mejilla y el paladar izquierdo, por lo que tuvo que someterse a 14 intervenciones quirúrgicas, de 15 horas de duración cada una. Esto fortificó su personalidad, convirtiendo su defecto en una fuente inagotable de retos que logró cumplir. nunca se amilanó. Conozca la historia de un triunfador.

La incursión en la vida política nacional es reciente. ¿Cómo surge en usted esa inquietud por participar activamente?

Desde mis años universitarios nunca tuve acercamiento a los diversos movimientos estudiantiles, pero leía mucho sobre la importancia de su intervención en la vida nacional. Recuerdo que fue en 1987 cuando, el 1 de agosto, me llamaron diversos amigos para reunirnos con Mario Vargas Llosa y poder llevar adelante el mitin más trascendental que ha habido en los últimos años, el 21 de agosto en la Plaza San Martín, contra el proyecto de estatizar la banca.

¿A qué edad entró de lleno a la política?

Yo entré a la política a los 49 años y lo hice sabiendo que quienes nunca habíamos tenido participación en ningún campo de la misma, teníamos que hacer lo posible para que nuestro país, que estaba al borde del abismo, no naufragara. Así me hice político, fui diputado y en abril del 92, cuando se cerró el Congreso, inicialmente protesté, hasta cuando me di cuenta de la dramática situación en que vivía el país, y eso terminó de reflejar mi situación personal cuando, el 12 de setiembre, capturaron a Abimael Guzmán.

En ese tiempo, usted era ampliamaente conocido por sus actividades en la promoción de la música salsa.

Efectivamente, yo fui llamado, estoy seguro, porque hacía años venía haciendo unas caravanas populares gratuitas y, además, tenía una vinculación por la radio y la televisión.

Quiere decir que hubo una separación en cuanto a criterios políticos, pues mientras usted seguía los lineamientos de Fredemo ayer, hoy está en Perú 2000...

Yo soy consciente de que, después de haber visto lo que sucedió en el Perú y lo que es el Perú desde el 90, siendo de la bancada de la oposición, apoyé el programa económico del 8 de agosto...

El shock...

Lo apoyé porque creo que los programas de ajuste son los únicos que pueden curar las hiperinflaciones, como está palmariamente demostrado. No solamente lo encontré correcto, sino era a lo que apuntaba para haber entrado en la política.Tras el 92 me alejé de la misma y volví a mi actividad profesional durante los años 93 y 94. Un año después me proponen postular con la lista del gobierno, y acepté.

Al aceptar esta postulación usted dejaba su vida dedicada a su profesión de abogado y promotor de la salsa en el Perú...

Reflexioné en torno a qué es lo que quieres de tu país, y qué es lo que tú puedes hacer por tu país. entonces, desde mi cómoda situación de abogado, director de la Sociedad Nacional de Industrias, consultor y asesor de empresas privadas, me sentí muy halagado.

Me refería a este tema por lo que la oposición maximalista ha llamado tránsfugas a los que .....

Yo el 92 me alejé de la política, además, en enero del 92, con el movimiento Libertad ya desaparecido, así que yo no me he pasado de ningún grupo a otro en esa fecha.

Pero, de todas formas hubo un cambio. Usted se pasó de la oposición al oficialismo...

Yo sostengo que si uno ingresa a una agrupación política y que, formando parte de él, se da cuenta de que sus líderes no son lo que uno piensa, no actúan por la razón y la ley, y que lo único que están haciendo es llevar el país al despeñadero, entonces lo más sano es asumir una posición de franqueza con uno mismo y decir que no se puede continuar.

La oposición maximalista ha convocado a una marcha que ha denominado los cuatro suyos..

Esto, para mí, tiene dos connotaciones. Una, que quien promueve la misma juega primero a la víctima y luego quiere manipular. Después de todas las contradicciones de la campaña electoral, hoy día quiere exacerbar los ánimos convocado a esta plataforma que no tiene ninguna plataforma. Lo único que va a conseguir es tener una determinada cantidad de gente y dudo mucho eso de "manifestación pacífica" con un líder que se pone la vincha y que tiene como símbolo la chakana, que es la cosmovisión andina de Pachacútec en la época prehispánica, comprometiendo nuestra historia, insultándola de esa forma.

DENUNCIANDO LOBBYS

Recientemente el "The New York Times" publicó un enérgico editorial señalando que el presidente Fujimori asaltó la democracia en el Perú, y, además pidiendo que no se le otorgue visa.

Con este editorial, el diario norteamericano está fuera del marco de lo que es la libertad de prensa y pretende constituirse en un grupo de presión contra la OEA y otros países. Esta posición es consecuencia de un lobby, como otros tantos que tienen que ver con la venta de armas, la legalización de las drogas, el sistema financiero internacional de la madera y otros. Estas expresiones son impulsadas, igualmente, por organismos no gubernamentales que promueven soterradamente la legalización de las drogas y a los cuales no les conviene la lucha contra el narcotráfico. Precisamente, la revista GENTE, en su edición N° 1330 del 21 de junio último, reveló que una de las ONG que maneja el financista húngaro George Soros pidió, hace dos años, a las Naciones Unidas la legalización de las drogas a través de una carta firmada también por 11 congresistas peruanos.

Esa carta fue publicada –como consignamos en la revista– el 1 de agosto de 1998 por The New York Times...

El mismo diario en que se publica el editorial en referencia. En la carta a la ONU figuran los congresistas Javier Alva Orlandini, Arturo Castillo Chirinos, Javier Diez Canseco, Antero Flores–Araoz, Lourdes Flores Nano, Ernesto Gamarra, Alfonso Grados, Manuel Lajo, Alejandro Santa María, Ana Elena Townsend y Diego García Sayán.

Tal parece que la acción de los lobbistas extranjeros tienen mucha influencia...

Los lobbistas en el mundo buscan a medios de comunicación para poder vender expresiones como el ofensivo y agravante editorial del diario neoyorkino. Lo lamentable es que algunos medios de prensa sean conservadores y crean que la política del garrote deba ser aplicada tal y como se hizo en las décadas del 40 y 50. Pretenden que el Perú sea el traspatio de otro país o una república bananera, y no soberano.

BANCADA COAGULADA

Volviendo al tema de Perú 2000, Tudela y Absalón son dos corrientes marcadas al interior de Perú 2000..

Eso es propio de la imaginación, de la novelería, de la inquietud de algunos periodistas, de la fantasía, así como en C–90 NM somos una bancada orgánica y monolítica. La bancada de Perú 2000 piensa que nuestro líder es Alberto Fujimori y por lo tanto somos fujimoristas. Nosotros somos una bancada coagulada, porque estamos siempre muy juntos, muy sólidos, y como he dicho muchas veces a la amalgama no se le ven las costuras.

¿Qué nos puede decir sobre sus proyectos parlamentarios?

Estoy terminando la nueva ley de relaciones colectivas de Trabajo que he tenido oportunidad de estudiar y analizar durante tres años con opinión favorable de Confiep y recogiendo 15 a 16 observaciones de la OIT, proyecto de ley que tiene 95 artículos. También estoy trabajando en otra propuesta legislativa donde se permite que los empleadores puedan dar aumentos a sus trabajadores de motu propio en relación a aumentos que vayan directamente a la alimentación o a la canasta familiar, teniendo como referencia el sueldo mínimo.

Asimismo, estoy trabajando el proyecto de ley sobre lo que es la alcoholemia, porque no puede ser posible que algunas personas, luego de tomarse dos o tres tragos, se transformen en reyes de las pistas. Para ellos exijo sanciones drásticas.

CULTO A LA MÚSICA

¿Cómo nace el Dr. Delgado Aparicio en la radio y televisión?

Yo tuve suerte, porque Pablo de Madalengoitia me invitó a hacer radio y lo hice del 80 al 90. Hice televisión dos años y, a pesar de no tener una cara televisiva, como decían muchos, me di el lujo de haber recibido, el 84 y el 85, los premios Circe de lo que era antiguamente el Círculo de Cronistas de Espectáculos para programas de radio y televisión.

Pero tuvo que apartarse...

El 90, por la política, dejé la radio y también me aparté de estas caravanas gratuitas musicales que también extraño sobremanera. Pero, si bien he tenido que apartarme de lo que es mi hobby, he podido dar rienda suelta a mi cariño por la música a través de la investigación con artículos a los medios más importantes del país. Aparte de ello, he logrado con el auspicio de mi gran amiga Martha Hildebrandt, una extraordinaria presidenta del Congreso, haber llevado una conferencia en octubre del año pasado sobre el pueblo africano y la cultura criolla, libro que acabo de presentarlo. Espero que a fin de año, como se hace en Venezuela, Panamá, Puerto Rico y en Cuba, pueda presentar, recogiendo lo que Víctor Joy Way hizo hace dos años con la danza del dragón chino en el hemiciclo Raúl Porras Barrenechea del Congreso, yo, desearía y estoy trabajando con un grupo de periodistas y de gente ligada al espectáculo para que los artistas que cultivan la música afro peruana, puedan venir a cantar toda la música nuestra con la Sinfónica Nacional en el Congreso de la República, en conciertos de gala, para presentar la música negra como yo aspiro a que debe ser, siempre en primer lugar.

TECNOCUMBIA VERSUS SALSA

¿Y el enfrentamiento entre los ritmos de música tropical y la salsa?

Toda manifestación popular que viene del pueblo debe ser respetada. En cuanto a la chicha, tuvo un tiempo de enorme dimensión, pero la influencia de lo que es la tecnocumbia, donde se recoge no solamente el formato principal de la cumbia colombiana, sino además todo el movimiento de la selva y toda la fuerza de sus instrumentos electroacústicos, sumado a esto, la percusión caribeña y, además, recogiendo el sentimiento de la costa, sierra y montaña, por ello es que ha tenido una enorme difusión, una gran aceptación.

La salsa está en bajada ¿a qué se debe esto?   

La tecnocumbia ha desplazado casi totalmente a la música que yo llevo dentro, que es la música salsa, la música afro–latino–caribeña–americana; y además debo decirle que, si bien no soy un cultor de la tecnocumbia, sí me siento muy contento de que la música de mi campaña política haya sido sobre la base de ese ritmo y haya tenido como letra "el chino".

¿Pero la tecnocumbia se mantendrá?


Son movimientos que van apareciendo, regresemos a los últimos 50 años. El mambo, la charanga y la pachanga en la década del 50; el rock and roll a partir de la década del 60, el bossa nova, a partir del 65. En la década del 70 tenemos la influencia de la música agogó, música disco. En los 80 estaba la lambada y en los 90 hay varios ritmos, sobre todo la vuelta del reggae y del calipso, y a finales de los 90 la chicha y la tecnocumbia. Son movimientos populares que entran y la gente los recibe.

Todo en permanente innovación...

Si algo hay que tiene la música, es la innovación humana, es la fuerza del instrumento, la aplicación eletroacústica o electromagnética de los instrumentos. Por eso yo sostengo que Africa ha sido importante para poder darle al mundo lo que sostuve en la universidad Cayetano Heredia cuando dije que no solamente hay glóbulos rojos y blancos, sino glóbulos negros. Por eso es que el mundo se ha africanizado, en lo que es la fuerza de los instrumentos de percusión, donde todos los géneros hoy día utilizan, obviamente, una batería, la mayoría, un timbal y muchísimos una conga, un bongó y tambores de diversos tipos.

DR. SARAVÁ... LA NOSTALGIA

¿Algún día regresará el Dr. Saravá?

Me siento muy contento de este apodo que yo mismo me puse. Saravá tiene dos significados, en Ipanema, Copacabana y Leblon, las playas de Río de Janeiro, significa "hola, chau, cómo estás, hasta luego, me voy, ya vengo, nos vemos". Igualmente, en Brasil, en la parte norte en Bahía, el inicio y el final de la ceremonia de la macumba se dice "saravá". Yo he tenido oportunidad de meter este vocablos en el habla popular, pero hoy día tengo un compromiso político para servir a mi país.

EL PEDIDO

Uno nunca puede decir nunca jamás...

Efectivamente, y no puedo negar que me encantaría hacer un programa de televisión a mi amigo Tito Puente, que el 31 de mayo pasó a mejor vida, aunque está permanentemente presente. Tengo unos vídeos y a través de la revista quisiera decir a cualquier canal de televisión, con el fin de convocar a gente que quiera colaborar conmigo, hacerle un homenaje a Tito Puente presentando los 8 mejores vídeos de sus actuaciones.

SUS INTIMIDADES

¿Cómo fue su infancia?

Maravillosa, a pesar del defecto con que nací llamado angioma cavernoso difuso, tanto en el paladar como en la mejilla.

¿Le llovían los apodos?

Yo tuve la suerte, en el colegio Inmaculado Corazón y en el Santa María,y luego en la universidad San Marcos, en el billar, en la bohemia, en la noche, en los amigos -lo que yo llamo, no la dolce vita, sino la dolce note-, por la noche, nunca me pusieron apodos, sobrenombres ni se burlaron de mi defecto. Siempre hubo un gran respeto.

¿Pero ni siquiera la más leve insinuación insultante?

Bueno, recuerdo que un día, en un concierto de Saravá, en el parque El Porvenir, ante 15 ó 20 mil personas, los chicos que estaban adelante, uno de ellos me dijo: "tío, bota la pepa", porque yo tengo el labio izquierdo más pronunciado, yo le dije "¡familia! en la pepa está el sabor", lo que produjo una enorme algarabía.

Pero sí ha sido víctima de las caricaturas...

Las únicas veces que me he visto caricaturizado con mi defecto, es hace un año en que ciertos periódicos y revistas se les ha dado por hacerme caricaturas al costado del presidente Fujimori y al costado de los ministros. Si ellos creen que me voy a molestar porque me ponen el lado de la cara más pronunciado que el otro, yo les digo, que me hacen muy feliz porque, sobretodo, me hacen más popular.

Usted abrazó el estudio de las leyes y ciencias políticas...

Lo que poca gente sabe es que ingresé a la facultad de Medicina el 58. Estudié pre médicas dos años y me di cuenta de que no me gustaba, así que me cambié a derecho.

Lo de Medicina ¿fue por su problema en el labio?


Bueno, pensé que podía enterarme por la medicina para poder saber y estudiar la razón principal de mi defecto y mi deseo de colaborar con los seres humanos en la profesión más noble que es la medicina, pero me di cuenta de que no había nacido para eso.

De acuerdo a su generación y su procedencia geográfica, su entorno amical no era muy adicto a la música popular...

Yo tuve un enorme cambio de salir de un colegio miraflorino donde todos mis amigos escuchaban música de rock y americana y yo escuchaba Dámaso Pérez Prado, Portijo y su combo y la Sonora Matancera. Y recién me di cuenta con el mundo real cuando entré a San Marcos, en abril del año 58 y me encontré con otra gente, con el billar, el cachito, me encontré con la noche, la música, la bohemia, con una serie de cosas, producto de vivir en Miraflores y no haber tenido un ingreso a los barrios de los cuales me enamoré. Tenía 16 años.

EL ASEDIO DE LAS MUJERES

¿Y cómo le fue en sus relaciones con el sexo opuesto, antes de casarse, obviamente?

Tuve suerte, tuve muchas enamoradas, siempre he sido extremadamente mujeriego, sobre todo con las mujeres de la noche. Siempre me encantó la noche, la música, el burlesque, la bim–bam–bú.

¿De dónde sale el Luis Delgado Aparicio bailarín?

A pesar de que la gran mayoría de los amigos con que salía, eran todos una gavilla de pintones, yo evidentemente no lo era, pero al revés de la pinta de ellos, yo me defendía con el baile. Siempre ante las connotadas amigas de la noche que teníamos, salía a relucir el baile y podía estar casi a la par con mis amigos pintones.

¿Me está hablando de una suerte de doble personalidad?

Tengo que confesar que en mi personalidad hay algo de Dr. Jeckyl y Mr. Hyde, un Lucho de día y un Lucho de noche.

Y que por supuesto se mantiene hasta ahora...

Por supuesto que no, de ninguna manera. Todo eso pasaba hasta el día que me casé.

Quisiera incidir un poco más sobre el pronunciamiento de su mejilla...

Recuerdo que un día mi amigo Mario Vargas Llosa, con quien estoy ahora separado por motivos políticos, me dijo un día en una comida en mi casa en 1989, que yo era el único que tenía la cara simétrica como el pentagrama de la música porque la música no se escribe toda en do, sino en do, fa, re, mi, fa, re,fa, mi, re, y eso es la simetría que hace que la música tenga diferentes colores.

Su problema en la mejilla es un caso muy singular.

El defecto que yo tengo es muy difícil de encontrar. A mí me hicieron 14 operaciones en EE UU hasta 1967, tengo la cara como un mapa, con una gran cicatriz, pero tengo muy buena piel y me echo queloide, felizmente que ha podido cicatrizar bien. Me faltó operar la comisura del labio, pero en eso mi mujer me dijo que, en realidad, ya no era necesario.

Usted resistió 14 operaciones en la década del 60 ...

En esa época no se pudo operar la parte del paladar afectado, lo que hoy en día es una cosa muy fácil con rayos láser.

¿Cuán difícil era en ese tiempo operar ese tipo de pronunciamientos?

Era muy difícil porque un angioma cavernoso difuso, es un tumor de sangre, entonces al operar sangra profusamente, por eso todas las operaciones me la hacían en EE UU, y felizmente, Dios me ha dado la fortaleza de haber sobrellevado operaciones de 14 ó 15 horas y hoy día tener una salud de fierro, por llevar una vida ordenada. La maca y la uña de gato son mis compañeras de desayuno. Tengo la suerte de estar a los 59 años enterito, vivito y coleando.

NOCHES DE BOHEMIA

En sus noches de bohemia, ¿no sucumbió usted a las tentaciones o excesos del alcohol?

Siempre he sabido tomar con moderación. Yo me reunía entre el 65 y el 70, antes de casarme, todos los sábados, con un grupo de gente que coleccionábamos discos en El Callao, en la avenida Saenz Peña, Chacarita y La Punta y escuchábamos música, comíamos cebiche, pero supe siempre tomar cerveza.

¿Alguna vez se pasó de la raya?

No lo voy a negar que no una, dos, sino muchas veces me pasé de la raya, pero nunca manejaba, y siempre he tenido el control, yo sabía tomar. Además, mucha gente piensa que para divertirse hay que tomar trago, yo he demostrado que no es así, pues hice 10 años de radio una hora diaria y nunca llegué embriagado a la emisora donde trabajaba.

Hoy en día la situación empeora con una juventud empujada al alcohol y las drogas...

Hoy en día, lamentablemente, nuestra juventud, en diversos sectores de la sociedad, opta por fumarse un troncho, utilizar PBC, cocaína o esta última droga maldita llamada éxtasis, que sé que en las discotecas de San Isidro y Miraflores en Comas y en el Rímac está invadiendo y hay que hacer algo inmediatamente. Los alcaldes de las municipalidades desde Miraflores hasta Comas y desde San Isidro hasta Villa El Salvador, deben tomar atención de estos hechos.

¿Qué se conoce del éxtasis?

Uno de los rasgos principales que hay que trabajar, es que la mayoría de jóvenes que usan éxtasis, no toman alcohol y en las discotecas les venden a siete soles el vaso de agua, porque lo que produce el éxtasis son situaciones paranormales y da mucha sed. No podemos permitir la destrucción de la juventud, que es el valor más preciado del Perú.

Cambiando de tema ¿cómo conoció a su esposa?

Mire usted, parece que me está sicoanalizando. Yo conocí a Pilar Villarán Aizcorbe en una fiesta. Me dijeron que tenía 18 años, que bailaba maravillosamente bien y sabiendo que tenía varios amigos que le daban la vuelta, todos ellos muy pintones y uno de ellos, ex artista de cine, la empecé a enamorar en el verano del 65 y del 66 en las fiestas de Ancón. Afortunadamente me dio bola y con ella nos casamos el 13 de mayo del 70.

¿ Un recuerdo?

Déjeme que le cuente a GENTE que he cumplido 30 años de casado, tengo 3 hijos, he cumplido 30 años de abogado, he candidateado con el número 30 en Perú 2000, he sacado 30,300 votos y alcancé la ubicación número 21, y si sumamos ambos dígitos da tres. Tal parece que el guarismo del tres me persigue.

¿Una anécdota?

Un periodista observó una foto donde aparecía rodeado de mis hijos y me dijo "tiene usted unos hijos muy lindos", le respondí "sí, tengo la gracia de Dios". El me replicó, "Dr. Delgado Aparicio, ¿pero con esa cara?", yo le dije: "señor, los hijos no se hacen con la cara".

Entrevista a Luis Delgado Aparicio
El Virreinato
El Trance y el Éxtasis
Tránsfugas
Entrevista a Patricio Ricketts
Mariel Ocampo
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: