Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > El Virreinato
 


Artículos

VIRREYES A LA VISTA

Eduardo Latorre, canciller en ejercicio de la República Dominicana hasta el 15 de agosto, llegó a Lima el martes, en visita de 48 horas, para establecer contactos con los diferentes sectores de la oposición y el gobierno, con el fin de monitorear el proceso de democratización en el Perú, informando constantemente todas las eventualidades referidas a su función al canciller de Canadá, Lloyd Axworhy, y al secretario general de la OEA, César Gaviria. Es decir, el pueblo peruano ingresa desde ahora, en pleno 28 de julio, Día de la Independencia Nacional, a una segunda etapa de nuestra época colonial, con el nombramiento de un nuevo representante de intereses foráneos, que nos han impuesto para que nos vigile, controle, supervise y nos diga cuántas veces tenemos que afeitarnos, como si fuésemos un país sin pensamiento y sin acción, y pretendan convertirnos en una suerte de territorio intervenido.

LA LLEGADA

Su llegada fue todo un acontecimiento, lo esperaba una calesa color de nácar con incrustaciones de pedrería de oro y plata, obtenida de las mitas incaicas del centro del país. El vehículo era tirado por briosos corceles con herrajes de acero fundido con polvillo de platino.

Latorre estaba acompañado de su secretario virreynal Peter Boehm, ambos ataviados con sus trajes domingueros recién planchados y cosidos a mano con refuerzo, por si acaso, evitar algunos accidentes de trabajo. Entre sus perricholis que lo esperaban en la capital, no podía faltar Alejandro Toledo, quien junto a su ñusta Eliane, le bailaron una exquisita tecnocumbia tipo huaylarsh, que hizo delirar al ilustre visitante. De pronto, los caballos de la calesa arrancaron a punta de latigazos con sus amos encima, para evitar el asedio de sus demás perricholis como Carlos Ferrero, Diego García Sayán, entre otros. Pero, sorpresa, un jovencito de finos modales y caminar suave y acompasado logró asirse de una de las puertas de la calesa que corría a mil por hora, misma pirañita en combi, con tal de pedirle un autógrafo al virrey. Se arrastró, se golpeó y trepó, pero lo consiguió. ¿Saben de quien se trataba?, pues nada menos que de Alvarito, quien, con su librito en la mano, quería contarle unos cuentecillos.

Férreamente custodiado por la policía femenina del "grupo Fénix a caballo", llegó hasta su residencia en San Isidro.Su estadía era máximo para 18 meses, pero esto se alargó 14 meses más, y después otros 23 meses más, hasta que se quedaron para siempre.

DENNIS JETT

Es nuestro virrey local que trabaja para la Misión Carter-NDI, en representación del gobierno norteamericano. En cada una de sus intervenciones en Lima se entrometió abiertamente con asunto políticos que le competen a nuestro país.

DEFENSOR DEL PUEBLO


Jorge Santistevan de Noriega es todo un caso. Durante una de las conferencias de prensa ofrecidas en Lima por la misión Carter aparece al lado de ellos, junto con la gente de Transparencia. ¡Qué decepcionante! En otra oportunidad reciente, alguien dejó entrever que era una buena opción que para solucionar el problema de democratización, se hiciera cargo del país un gobierno de transición, que debería estar a cargo del Defensor del Pueblo. El aludido, muy emocionado, respondió que estaba dispuesto a sacrificarse y aceptar ese cargo. ¡El colmo de los colmos! (césar infanzón)

Entrevista a Luis Delgado Aparicio
El Virreinato
El Trance y el Éxtasis
Tránsfugas
Entrevista a Patricio Ricketts
Mariel Ocampo
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: