Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > El Trance y ...
 


Artículos

L O S RAVES: MAS ALLÁ DEL TRANCE Y LAS PEPAS

El planeta es hoy un "rave" globalizado. El júbilo total que trae consigo el trance, esta nueva música trepadora, maquinal y caladora de sensaciones, ha removido Lima con tal fuerza que ahora es una de las manifestaciones más controvertidas y rentables, como lo fue en su momento el rock´n´roll de los cincuentas
.
Ya no estamos tan rezagados como antes, ahora los mejores dj's del mundo vienen y se van como si abrieran y cerraran la puertas de sus casas.


Lima es la nueva meca del trance en Sudamérica, lo dijo no hace mucho Ariel Cabanna, una Dj importante de gringolandia.

El Éxtasis
Una droga que cada día tiene más adeptos

Este medicamento, conocido por dar energía a los raves, es una droga ilegal de 80 años de antigüedad. Algunos  de sus defensores dicen que tiene beneficios terapeuticos. En este artículo se discute qué tan peligrosa puede ser.

In situ, el ambiente te envuelve, si empiezas a bailar no te detienes, el Dj te seduce, sabe en qué momento "pinchar" los crescendos y, cuando esto sucede, ¡kaboom! la euforia se apodera de los autómatas danzantes y es cuando todos saltan y gritan. La música nunca se detiene, sólo puedes parar cuando te cansas, la deshibición total por la danza es la esencia de la fiesta. Las conductas y los estilos de vida de la gente que asisten a estos ritos tienen en común un lema tácito: "mientras vivas diviértete... y hazlo sin joder a nadie".

Esto parece aún no entenderse en ciertos sectores de nuestra sociedad, porque aún se piensa que en estas reuniones se fomentan los caminos de toda clase de excesos. Nada más funesto. Es como si, de pronto, nos trasladasemos a los fulgores de la psicodelia de los 60 y dijéramos que en Woodstock se consumió LSD y mucha marihuana, ¡qué horror!... y que la sobredosis de Brian Jones... y que el eximio Jimi se ahogó con su vómito y que... ¡por favor! Toda celebración, todo movimiento cultural o subcultural tiene sus propios ritos, sus propias reglas, hábitos y vicios, en tanto, toda opción y albedrío a escoger, es única y exclusivamente del individuo.

La criticada reputación que obtuvo este fenómeno  al principio -como siempre toda novedad es blanco de conjeturas malsanas- incitó a que algunos organizadores optasen por practicar cierta censura a la prensa, lo cual, hasta cierto punto, hizo crecer el morbo y crear una atmósfera oscura en la movida. Luiggi De Marzo y Rodolfo Elmore, organizadores de la recientemente realizada "Ambrosia 2000", han visto la necesidad de cambiar esa imagen underground y manoseada por demás. De Marzo apuntó lo siguiente: «Hay personas que no van a estas fiestas porque tienen miedo. Queremos limpiar esa imagen, queremos que la gente se divierta, se exprese, se desinhiba, se encuentre consigo misma y que libere energía. Un rave es algo así como un aeróbico multitudinario, aunque es cierto que la desinhibición total está ligada al consumo de 'extasis', pero no lo puedo evitar, puedo evitar que entre gente a corromper a otros, pero no que la consuman".

Una conversación común entre asiduos "ravers" suele comenzar con la típica pregunta ¿En qué estás? Unos responderán "en ex" sujetando con su mano una botella de agua mineral, otros, "en trip", aunque nunca faltarán los que muestran su botella de vidrio con el etiquetado de la popular esfinge y los que no prueban ni una gota de licor.

Después de todo, se trata de una fiesta, un ritual moderno, divertido y civilizado donde todos son iguales, donde no existe violencia ni discriminación de nada, donde la tolerancia es un mandamiento inherente, quizá sea la señal del comienzo de una nueva era de armonía, pues esta era del desencanto todos desean que pase rápido, ya nadie la quiere vivir.

Intercambian sonrisas gelatinosas mientras las clases pasan. Esa noche todos saldrán a tomar más éxtasis hasta que llegue otro día de colegio.


Es raro que una persona tome éxtasis tan seguido porque no es físicamente adictivo.

Los adolescentes de todo el mundo están experimentando con esta droga. Karen dice que los grupos que consumen éxtasis son relativamente grandes.

Mayo de 1997, Michigan. Sue y Shain Stevens han enviado a sus tres hijos fuera de casa por el fin de semana. Han cerrado las puertas y han escondido el carro para que nadie los moleste.

Esa noche esperan hablar sobre el cáncer de Shain. Este tema ha destruído su matrimonio. Un amigo les ha recomendado éxtasis, sólo que lo llama MDMA y, según algunos terapistas, era usado hace veinte años para que las personas puedan discutir temas difíciles.

Después de esta noche, Sue y Shain se van a separar. Sue vendría a creer que el MDMA está prolongando su matrimonio y de repente la vida de Shain.

El éxtasis es versátil. Esto fue una de las primeras cosas en saberse sobre este medicamento. Alexander Shulguin fue el primer bioquímico en publicar, en el año 78, un artículo científico sobre los efectos de la droga en humanos, y sabía que el éxtasis tenía cualidades para curar diferentes enfermedades. Según él, la droga podía ser la cura para un estudiante que no tenía capacidad de oratoria, podía ser la cura para un mal trip de LSD y la forma para pasarla bien sin tomar martinis.

La facilidad para conseguir éxtasis en los EEUU es un fenómeno muy nuevo. El éxtasis o E, tuvo su época de mayor consumo en los 80’s, antes de que el gobierno la declare ilegal en el 85.

Hasta hace poco, era utilizado sólo en lugares marginales de la sociedad, como los clubes underground, american gays, en Manhattan.

Dealers y mafiosos se han encargado del comercio del éxtasis y están tratando de satisfacer la enorme demanda, como en Arizona, Texas y Virginia, donde el consumo ha crecido.
Cada pastilla cuesta entre veinte y cuarenta dólares.

El éxtasis sigue siendo una droga de poco consumo. Es utilizada aproximadamente por el 1% de la población estadounidense, que no está siquiera registrada en las encuestas del gobierno sobre uso de dorgas. Comparativamente, el 5% de los estadounidenses mayores de 12 años usan marihuana y el 1.8% cocaína.

En 1997, el 5.8% de alumnos de colegios aceptaban haber probado éxtasis por lo menos una vez. Hoy la cifra ha subido a 8%.ue va del año, ya se capturado más éxtasis que lo que se capturó el año pasado, llegando a la cifra de 5.4 millones de hits. En el 98 se confiscaron sólo 750 mil hits.

Pero el atractivo de la droga no siempre se ha limitado a los ravers. Hoy en día puede ser encontrado en venta en lugares donde se vende cerveza.

Por otro lado, en el web que está en la dirección extasis.org encontramos poemas y testimonios de gente que afirma que dicha droga puede tratar problemas de esquizofrenia y ayudar a hacer contactos con muertos.

Pero una de las razones por la cual el éxtasis es tan fascinante (y peligroso para aquelllos que están en contra) es porque es una droga más segura que la heroína y la cocaína, por lo menos en el corto plazo. Y, aparentemente, tiene potencial uso terapéutico. La semana pasada, dos senadores introdujeron una propuesta antiproliferación del éxtasis, la cual endurecería la pena para los traficantes.

Pero, ¿cuál es el atractivo del éxtasis? Como un usuario lo ejemplifica, es un orgasmo de 6 horas. Más o menos, luego de media hora de consumir el hit de éxtasis, empiezas a sentir paz, empatía y energía.

Las pastillas son de un compuesto denominado MDMA, que es el que causa la sensación de placer. En 1914 se registró en Alemania la primera compañía productora de éxtasis, EMerk.

En esa época, los químicos de la compañía buscaban una sustancia intermediaria prometedora que puediera desarrollar nuevos medicamentos en el futuro. El MDMA prácticamente desapareció hasta 1953, cuando el ejercito estadounidense, en medio de la guerra fría, hizo un estudio secreto buscando drogas que pudieran ser usadas en armas.

Las evidencias señalan que los problemas médicos más comunes del uso del éxtasis se relacionan con las pastillas adulteradas con otros químicos. El uso del MDMA se ha puesto en debate desde hace mucho tiempo. Cuando se consume el MDMA, éste va directamente a la sangre y, de allí, hacia las células cerebrales que producen la serotonina, sustancia que regula el ánimo de las personas, aumentando el buen estado. Pero es muy peligroso manipular los niveles de serotonina. Desde luego, hay millones de estadounidenses que lo hacen al usar PROSAC. El mayor riesgo que puede causar el MDMA es el sobrecalentamiento del cuerpo.

El abuso de éxtsis puede llevar al sistema del cuerpo a producir un corto circuito y no regular la temperatura. Y el bailar en lugares cerrados no ayuda. Eso hace que en los raves haya gente que alcance hasta los 43 grados de temperatura, hasta que la sangre empiece a coagularse.


Por más de quince años, Rick Doblin, fundador de la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos, ha sido el que ha propuesto con más entusiasmo el uso terapéutico del MDMA.

Los problemas mentales surgen al no estar preparados para los potentes efectos de la droga.

El éxtasis también puede producir una bajadadepresiva.

SIn embargo, la mayoría de personas que terminan en el hospital no han consumido solamente MDMA puro, pero le vendieron la droga bajo ese nombre.

Dance Save es una organización que se encarga de hacer un examen para constatar la pureza del éxtasis. Sus trabajadores se encuentran en mesas en los raves y proporciona información sobre la droga que se está consumiendo, afeitan una parte de la pastilla y la analizan con una solución que demuestra su pureza. Estudios de la organización han demostrado que alrededor del 20% de las pastillas que se venden en los raves contienen «algo» que no es MDMA. El año pasado, esta organización fue a un rave masivo en California para más de 5 mil personas. 9 personas fueron llevadas al hospital por problemas con las pastillas. Los adulterantes más comunes en las pastillas son aspirinas, cafeínas, anfetaminas y, contrario a lo que se dice, no contiene heroína. Otro peligroso adulterante es PMA, una droga ilegal que en mayo mató a dos jóvenes que pensaban que consumían éxtasis. La mayoría de gente no tiene acceso a Dance Save para probar la pureza de sus pastillas y, ante la creciente demanda, la falsificación crece.

Entrevista a Luis Delgado Aparicio
El Virreinato
El Trance y el Éxtasis
Tránsfugas
Entrevista a Patricio Ricketts
Mariel Ocampo
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: