Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada > El Quinto Pie del Gato
 


POR:
JOSÉ ENRIQUE ESCARDÓ
quintopie@genteperu.com


"Quien quiere ser un creador ha de ser primero un destructor y quebrantar valores"

EL CENTRO DE MIS TIEMPOS


Es miércoles 19 de julio. Faltan sólo tres días para que ella cumpla 21 años. Y quiero darle este regalo por adelantado. Con la timidez del que ama, con las mejillas rojas porque voy a decirle a miles de personas que la amo, pero con la seguridad y fuerza del que sabe que su amor es más poderoso que los ojos del mundo entero, que las advertencias 'preocupadas' de los envidiosos y de los que no saben que burlarse del enamorado es una forma muy común de correrle a la propia frustración amorosa.

Este va a ser el primero de sus cumpleaños que pasaré con ella. Espero que sean muchos más. Espero que sean todos. Espero que pueda morir cogido de su mano y diciéndole "Te amo" mirando a sus dulces y tiernos ojos.

Ella está en mi mente en cada cosa que hago. Ella es mi musa cuando escribo sobre amor. Ella es la fuerza que tengo para seguir cuando estoy agotado. Siempre pienso en ella. Aunque esté pensando en otras cosas, ella ocupa las primeras pistas de mi mente y las demás cosas vienen después. Ella es mi diosa, porque la amo por sobre todas las cosas, porque tengo fe en ella y tengo la esperanza de que con ella podré ser feliz toda mi vida, si ella quiere. Su mirada es un bálsamo de cura mis heridas y su voz es la música que quiere destruir mis temores.

Yo tuve un pasado, complejo para algunos, apasionante para otros, atemorizante para la mayoría y único para mí. En ese pasado han habido otras mujeres, otros amores. Muchos que me conocen podrán envidiarme por amar así ahora y decir que ella es una ilusión más. Pero nadie sabe mejor que yo lo que siento por Luchi. Ella es más importante para mí que mi propia fuerza vital, ¡qué digo? si ella es mi fuerza vital. Ella es el centro de mis tiempos, porque mi pasado sin ella, mi presente con ella y el deseo de mi futuro con ella me hacen sentir que mi vida ha encontrado su punto más elevado.

No sólo la amo con el mayor amor del mundo, sino que también la quiero. La quiero como se quiere al mejor amigo, porque ella es mi mejor amiga. Ella conoce mis secretos y me hace sonreír cuando la carga se hace difícil de llevar. Una mirada de ella, una risita, y ¡upa! sigo con el peso como si no pesara, es más, como si nunca hubiera pesado.

Luchi es la combinación perfecta. Es una niña a la que adoro cuidar, que me enternece con sus ocurrencias y me hace babear con sus logros. A la vez, ella es una mujer a la que amo con todas mis fuerzas, sí, yo, ¡el amante más feliz del mundo!

Luchi: te he escrito muchos poemas de amor, disculpa si es que quiero hacer público un extracto de uno que sé que significó mucho para ti. Discúlpame si esto te incomoda, pero te prometí que un día iba a gritar nuestro amor a los cuatro vientos. Feliz cumpleaños mi amor. Te regalo todo lo que soy y lo que puedo ser. Pero ahorita te regalo este poema (sólo las partes que se pueden publicar, no las porno...jejeje):

Este año que pasó encontré la vida,
la felicidad llegó disfrazada de ti.
La oscuridad de un futuro incierto y desconcertante
fue iluminada por el brillo de la esperanza
que llenó mi vida al darte ese primer beso
y tú aceptarlo como símbolo de lo que nos esperaba.

Este año fue el símbolo de que mi vida tenía sentido.
Tú eres ese sentido, tú eres mi vida.
El cielo bajó con su paz y su amor
vestido de baile,
vestido de mujer,
vestido de ti.

Mi imaginación me avergüenza por poco creativa,
ella nunca supo que podía darse el lujo de imaginar
a alguien tan especial como tú.
Te amo como nadie te ha amado
y como nadie te amará nunca.
Sólo el tiempo te confirmará que no te equivocaste
al darme todo tu amor.

Luna preciosa,
regalo que me dio la suma de lo bueno que he hecho
en ésta y en todas mis vidas.
Eres el centro de mis tiempos,
el significado de mi presencia en este mundo,
eres el final feliz de miles de vidas tristes.

Te adoro y lucharé por ti,
más de lo que he luchado hasta hoy.

No te dejaré,
porque sería más tonto que dejar de respirar.

Mi amor te hará el altar más grande
que ningún dios de la historia se haya merecido.

 

El Quinto Pie del Gato
Calidad de Vida
La Memoria del Aire
La Esquina del Marketing
Cineman
Cybernauta
Mas Sobre el Autor.
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: