Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > Susy Díaz: Yo estuve...
 


Artículos

"SUSY DÍAZ: YO ESTUVE CON VARIOS POLÍTICOS...  Y CON UN GRAN UN GRANDAZO DEL SIN"

Susy Díaz cuelga el sastre y desempolva sus tangas. Además, hace revelador balance parlamentario.

Susy Díaz nuevamente volverá al negocio de las plumas y lentejuelas. El ser congresista le enseñó varias cosas, entre ellas que la gente de traje no es lo que aparenta y que ella no se siente, ni quiere ser como ellos. Susy, en más de una oportunidad fue marginada en el hemiciclo, "En especial por dos congresistas mujeres de la oposición", se trata de Anel Townsend y de Beatriz Merino según nos contó. Además revela delante de Martín, su pareja, que le fue infiel con varios políticos.

¿Qué significó para ti pasar de las plumas y lentejuelas al Parlamento de la República?

Me obligaron a colgar las tangas. En los primeros meses de mi ingreso, julio, setiembre, octubre, todavía hacia presentaciones. Entonces, en los medios informativos ponían imágenes mías en tanguita. Hasta que una amiga congresista me dijo de buena fe "si ya eres congresista, no estés saliendo con ese hilo dental".

¿Quién era la congresista?

¿Qué quieres, nombres? No. Simplemente desde ahí decidi que, para no tener problemas, colgaría las tangas. "Pero no dejes el ambiente artístico", me aconsejaron, "porque aquí en el Congreso los que son abogados siguen viendo su bufete y si son periodistas continúan escribiendo". Inicié una etapa diferente en mi carrera. Si tenía una presentación, la hacía con ropa más recatada, con minifalda, pero siempre sexy.

¿Algunos dicen que te aseñoraste?

Sí, de alguna forma me quisieron hacer cambiar. Un poquito que cambié mi forma de hablar, me empecé a cuidar muchísimo. Pero me quisieron hacer cambiar en todo, en mi forma de hablar, de vestir. Pero resulta que al público que votó por mi le chocó, porque una vez me puse un vestido largo tipo señora y la gente me dijo que sea como yo soy, porque por eso me habían puesto en el Congreso. Así que subí la basta a mis faldas que eran tipo colegio, hasta la rodilla.

¿Sentiste marginación en el Congreso?

Sí, al principio. En especial de dos congresistas mujeres de la oposición.

¿Quiénes son?

Lourdes Flores Nano no. Ella me ayudo y me brindó su amistad. Pero sí una que también es gordita.

¿Quién, Beatriz Merino quizás?

Sí, ella me hizo sentir un poco mal. Una vez asistí a la parada militar y un chico me ubicó al lado de Beatriz Merino. Cuando me senté la mire para saludarla, porque soy una persona cortés.

Entonces, ella me volteó la cara y ni me miró, es más, le dijo algo al oido al congresista que estaba a su costado y le cambio el sitio. Yo pensé "pero Dios, ¿qué he hecho para que ella me margine así"? Yo también he sido elegida por el pueblo como ella.

¿Y tú que hiciste al respecto?

Yo les hablé y les dije "un momentito, yo también he ganado mi lugar con el voto del pueblo, por favor déjenme exponer mi proyecto de ley". Pero atrás hacían bulla y tuve que decirles ¡oye, cáyense y respeten!.

¿Finalmente, fue cierto todo ese rollo del acoso sexual?

Sí,pero por la denuncia un poquito que me hice respetar, eso ya es un secreto a voces, yo no quisiera mencionar a ninguno, porque fue una cosa que pasó y nada más.

¿Qué opinas de Miguel Ciccia?

Es una persona muy galante, enamorador, él nunca ofendería a una mujer, todo lo contrario, te respeta.

¿Qué otra anécdota nos podrías contar?

Un día llegué en burro al Congreso, porque estaba aburrida de que no se aprueben mis proyectos de ley. Todos los de seguridad del Parlamento me vieron y comenzaron a cerrar las puertas, como si yó hubiera pretendido entrar con el burro. Luego de esto me crucé con la Congresista Carmen Lozada de Gamboa, y me llamó la atención diciendo "cómo es posible que tú estés dando mal ejemplo como mujer? Eres el mal ejemplo del Congreso". En un momento me hizo recordar a mi mamá. Yo le dije "un momentito, ¿qué cosa estoy haciendo para que me hable así? Sólo estoy protestando porque me aburre que no se aprueben mis proyectos.

Además, yo no he venido de forma inmoral a pasearme ¿o acaso estoy desnuda? sólo estoy montada en un burro, con ropa decente, porque si yo hubiera querido, lo hubiera hecho como Lady Godiva" y ella me preguntó, ¿y quién es esa Lady? "La mujer de un rey de Francia que se atrevió a pasearse desnuda cabalgando su caballo", y de ahí solo me dijo "ya no te preocupes" y se fue. Para mí que se asustó, que pensaría que yo era capaz de hacerlo, mejor no la provoco, habrá dicho. Y desde ahí comenzaron a aprobar mis proyectos.

¿Te costó mucho adaptarte a ese ambiente?

Conforme pasaba el tiempo las congresistas mujeres se dieron cuenta de que tenían que hacerse mis amigas, porque cuando íbamos a reuniones de la comisión de la mujer a los Asentamientos Humanos, todo el público me seguía y a ellas nadie las miraba, las dejaban solas, de lado. Ellas caminaban solitas y toda la gente estaba conmigo. Rápido, se dieron cuenta de que no debían marginarme.

¿Cómo describirías a los congresistas en general?

Ellos son bien serios, cuidan mucho la imagen. Están muy pendientes del qué dirán, que nadie los vea por ahí haciendo algo malo. Hay mucha hipocresía, nunca demuestran lo que son, dicen una cosa y después uno les da la espalda y están hablando mal de ti, están que te maletean.

¿Quién fue tu peor detractor?

Cuando yo estaba candidateando, el congresista Rafael Rey dijo "le pido al pueblo que no vote por ella" y después él lo negó, yo tengo el vídeo. Daniel Estrada dijo que yo era la vergüenza del Congreso. Ellos son unos hipócritas y envidiosos.

¿Quiénes fueron los congresistas que te acosaron?

Fueron como cinco. Los nombres no los voy a dar. La verdad es que sólo me invitaban a salir y nada más. Solo con uno de ellos me crucé en el pasadizo y quiso abrirme el saco. A él le gusta mucho el ron.

¿Podría tratarse de Chirinos Soto?

Después, cuando anuncie el acoso, ya no se acercaba y me miraba asustado, pensaba que iba a dar su nombre. Pero desde que denuncié el acoso, me dejaron tranquila. Al menos ellos no son como la gente del ambiente artístico donde la gente se hace la viva y te dice "ay qué linda, mira yo te acomodo la tanga" y después se hacen los mariconcitos para tocarte y luego te dicen "pero si estamos entre mujeres".

¿Por qué no dices sus nombres?

Porque ahora los considero mis amigos.

El que intentó abrirte el saco, es un congresista que le gusta mucho el trago. ¿Tú crees que te hizo eso producto del alcohol?

Claro, porque entre los congresistas nos hacemos bromas, nos bromeamos.

Eso, para ti, fue una broma, ¿no te parece que se excedió un poco?

Creo que estaba jugando.

¿Quiénes te brindaron su amistad desde el primer momento?

Javier Noriega. Nos hicimos amigos porque su oficina quedaba al costado de la mía. Luego me cambiaron al segundo piso y me hice amiga de Bartra y de Roger Cáceres, de quien he aprendido mucho, yo le preguntaba lo que no entendía y él me enseñaba.

¿Cómo definirías a las bancadas, por ejemplo la del oficialismo?

Ellos son bien disciplinados, siempre llegan temprano, creo que no salen a ningún sitio, siempre están todos ahí. No son como los de la oposición que siempre están atendiendo a la gente.

¿A los del FIM?

Mucho se ríen, me paraban tirando papelitos siempre a la cabeza, todo lo ven broma.

¿Y entre ellos cuál es el más bromista?

El Olivera.

¿Y los del Apra?

No los he tratado mucho, lo que sí te digo es que Jorge del Castillo es muy mentiroso, porque me ofreció darme un número en el Apra. Pero me tuvo paseando y al final me dijo que si yo ganaba iba a dejar el Apra de lado y me iba con la mayoría. No es una persona de confiar.

¿Participaste de algún evento del APRA?

Si, me utilizó. Para las elecciones municipales me dijo "mira hay que apoyar a un candidato a la alcaldía de Trujillo". Te utiliza y luego no cumple las promesas.

¿Y a los de UPP?

Bueno, no los he tratado mucho. Sólo a Ciccia, quien ahora se ha pasado al gobierno. Todos los demás son serios, el único que es alegre es él, que ha sido compositor.

¿Cuál es la impresión que te llevas del Congreso de la República?

Que se trabaja bastante, aunque parezca mentira, dicen que no se hace nada, pero yo he comprobado lo contrario.

¿Qué le dirías a toda esa gente que dice que eres una bruta?

Todos mis compañeros del ambiente artístico me echaron tierra y dijeron que iba a hacer el ridículo.

Lo único que les voy a decir es que he presentado 121 proyectos de los que me han aprobado 32. Yo estoy en el puesto número 15 de las congresistas que más proyectos ha presentado y en el 27 de los que más proyectos le han aprobado.

¿Cuál de tus proyectos aprobados es el más importante para tí?

El de la exoneración del IGV a los alimentos de primera necesidad.
(De pronto se acercó su actual pareja, Martín y se sentó a escuchar la entrevista, cambiamos el tema)

¿Hace cuánto tiempo están juntos?

Susy- Dos años y dos meses.

¿Y viviendo juntos?

-S- Un año y medio.

¿Y cómo les va?

S- Todos los días peleamos ¿Porque crees que no quiero casarme?

Martín- Ella al principio me dijo "oye vamos a casarnos", pero luego ya no quería.

S- Si tu discutes mucho con una pareja... nosotros estamos conviviendo para saber qué tal nos va. Pero si ves la cosa con muchas discusiones...

¿De qué tipo de peleas me hablas?

S- Por ejemplo, vinieron los del diario Ajá, para hacerme una foto con una rayita atrás nada más, y por eso se molesta.

M- No fue así Susana, el problema fue porque estabas sacando a mi hijo y ese fue el problema.

S- No, yo te dije que no me viera.

M- Para mí, mi hijo es sagrado, porque si alguien le hace algo, yo salto.

S- Yo sólo le dije que no me viera posando.

M- ¿Yo que tengo que ver con tus tangas? Yo soy periodista hace 12 años. Sólo hace un año he dejado de ejercer. No quería que mi hijo la viera así, después que todos la hemos visto y en peores poses.

S- Tampoco quiere que haga mis shows, mis fotos en tanga, me dice que por qué voy a regresar al vedetismo.

M- Yo he dicho que el vedetismo tiene una etapa en la vida, no vas a estar hasta los 50 ó 60 años en los mismo.

S- Pero es mi trabajo.

M- Pero es una etapa en la vida.

S- Pero es mi trabajo, ¿ves? ¿Cómo me voy a casar con un hombre que traba mi trabajo? A mí me encanta el vedetismo, aparte él gana muy poco, y yo, como vedete hago un show y ganó mil dólares en media hora. Yo tengo que pagar el colegio de mi hija, pagar la luz, el teléfono. Como vedette se gana bien. Iris Loza se ha comprado su casa con cinco dormitorios, carro, se va a comprar un departamento y no tiene programa de televisión.

¿Tienes planes de regresar al Congreso?

S.- No, porque por el momento quiero regresar al ambiente artístico, soy joven todavía, no me considero vieja.

Y tú Martín¿ a qué te estás dedicando?

M- En el departamento de prensa del Ministerio de Educación. Además soy asesor de la alcaldesa Gladys Ugaz, en esas dos chambas gano más que como director del diario. Yo a ella le digo que nunca va ha encontrar al hombre perfecto, que para eso existe la comunicación. Pero si estás con una persona que no le gusta que le digas nada...

S- Tú me has conocido como vedette.

M- Yo te conocí de congresista.

S- Yo trabajaba en el teatro Embassy, como de vedete.

M- En América.

S- En América también salía en tanguita.

M- Yo te conocí cuando te nombramos de madrina en el "Chino" y ella fue al diario.

S- Oye, Martín, no mientas, yo trabajaba como vedette en el Embassy salía contigo, no mientas.

M- Yo te iba a recoger.

S- Yo trabajaba con tangita en el Embasy y en América.

M- Yo no tengo ningún problema con eso. Si tú te vas a la playa, también usas tanga y eso no tiene nada de malo.

¿Entonces qué es lo que no te parece?

M- Yo no le encuentro nada de malo, es ella la que se hace bolas, se ahoga en un vaso con agua.

S- Pero él me ha dicho que no debo trabajar como vedette.

M- Yo no he dicho que vedette, ya no.

S- Pero si ahorita me están contratando para Nueva York.

M- Si tú te vas a la playa encuentras a mujeres más calatas que ella. ¿Verdad?

S- Yo para mi edad, que es treinticinco he tenido pocos hombres importantes, sólo tres. Me falta todavía conocer más. Si él se porta mal ya sabe, hay cantidad de artistas que se casan y divorcian y nadie les dice nada.

M- Ella quiere tener 7 maridos, como Elizabeth Taylor.

S.-Los hombres sí pueden cambiar de pareja y no son discriminados, ahora él me dice que no hay que cambiar tanto. Si me va mal, yo cambio.

¿Cual es el principal problema entre ustedes?

S..- Hay cosas que me molestan, como que se meta en mi trabajo.

M- La otra vez estamos hablando con un periodista y ella le dice, "oye tu cámara ponla más allá porque me la estás metiendo hasta el útero".

S.- Lo que pasa es que Magaly una vez me filmó aquí abajo (entre las piernas), y como no uso truza, todo se vio. Y ahora creen que me iba dejar grabar sin forro otra vez, ni tonta pues. Él me dijo "mira, ¿como estás quedando con el periodista? Eres una vulgar".

M- Yo no he dicho que seas una vulgar, hay maneras de hablar.

S- Ahora me dices...

M- Lo que pasa es que a mí me parece que debería ser diferente, porque yo siempre he tenido otra clase de roce. Aquí existe mucha vulgaridad, la chacota reina, que te la meto, que si lo saco, que pásamelo, oye no jales tanto, etc.

S- Oye ¿Qué clase de roce?, si a cada rato dices ¡puta madre!, yo nunca digo esas cosas. Cuando mi mamá está en la casa, me dice "¿de dónde has sacado a ese hombre que habla así?"

M- Ayer, por ejemplo, dejamos estacionado el carro y lo encontramos chocado, ¿qué querías que diga? "qué bonito el choquecito", lo que pasa es que tengo el carácter bravo.

S- Mira tengo en la cabeza una marca de la cirugía plástica, donde ya no me crece el pelo. Martín, que estaba acompañado de Manolo Rojas, me dice, oye enseña tu hueco y eso me dio vergüenza, que me vea la cicatriz. Y yo le dije ¿por qué no enseñas tu hueco? y se molesta, ahí si soy vulgar.

¿Martín, como te enamoraste de Susy?

M- Desde que la nombraron madrina del diario, después empezamos a salir.

S- Yo había estado cuatro años amarrada a una casa, así que yo me sentí tan contenta, como si me hubieran soltado de una cárcel.

M- Eres antagónica.

S- Cuando uno se casa es así. Igual me pasó con el papá de mi hija no quería que mire ni a la ventana, ¡a quién estas mirando?, estaba hablando por teléfono con mi prima ¿con quién hablas, aló?

Entonces Polo es muy inseguro ...

Peor, ese hombre es peor

¿Y díme tu Susy como iniciasiaste esta relación?

S-Yo le dije de vacilón, nada más.Como vio que me iba con unas amigas a las polladas, al Bertoloto, a las discotecas. El me dijo para tener una relación en serio. Y desde ahí me prohibe que salga con amigas, lo que me parece bien, pero no que se meta en mi trabajo.

M- Lo que pasa es que la verdad, yo le dije, mira a mí no me gustan los vacilones y desde ahí hasta ahora.

S- Desde ahí fuimos directo al grano.

M- Así fue, así fue. Ella me ayudaba mucho en el periódico, chisme que había, al toque me lo pasaba. A veces hasta las portadas cambiaba pasada la media noche.

S- Pero lo malo es que él me quiere cambiar toda.

¿El te ha ayudado en tus proyectos?

S- No, de la gente es que yo tomaba los casos. Veía un problema y lo resolvía con un proyecto de ley.

¿Entonces según veo el único problema entre ustedes son los celos?

M- Me haces acordar a la canción de Camilo Sesto.

Los dos al parecer son celosos.

M- A veces nos excedemos y sentimos celos en demasía, pero eso significa que sentimos algo por la pareja.

Los celos son sólo sinónimo de desconfianza ¿tú Susy desconfías de él?

-S- Sí

¿Desde cuándo?

-S- Desde que él me hizo algo ya no es igual, pienso que lo va a seguir haciendo, cuando no pasa nada malo en la pareja lo más normal es que haya confianza, de repente es por eso.

¿Martín qué es lo que hiciste, te ha escuchado una llamada telefónica, te ha encontrado el teléfono de una chica, cuéntame?

M- Pero, como ella dice, lo pasado debe quedar atrás.

S- Ya no es lo mismo.

Claro, ya existe la desconfianza cuéntame Susy ¿qué te ha hecho Martín?

S- Lo que pasa es que él trabaja y yo también trabajo y yo me quedo pensando "¿él qué estará haciendo?".

M- Pero Susy, desde que estamos viviendo juntos, ahí cambia todo, sabes porqué te digo, porque tú puedes haber pasado todo lo que tú quieras con tu otra pareja, pero siempre y cuando no sea desde que hemos vivido juntos. No hables cosas, que no son, pues Susy. (Indignado)

¿Acaso a él también lo encontraste con otra mujer?

S- Mi empleada está mil veces mejor. (se ríe cachosamente).

M- No hables cosas que no son, Susana. Ella antes de estar conmigo... (a punto de seguir sacándole sus trapitos al aire)

S- Tiene buen lomo en la casa, buena carne y se va.

M- Yo no estaba todavía contigo, Susana estábamos de vacilón.

S- ¿Vacilón?, oye imagínate.

M- Eso de lo que ella me acusa es mentira, porque si ella estaba casada, entonces, yo puedo hacer de mi vida lo que quiero. ¿No? Estaba casada.

Claro.

S- Estaba separada, idiota. Vivía sola.

M- Según ella, me ha sacado la vuelta porque estaba con su marido, estamos. Yo le dije, si este pata sigue ahí, ¿cómo es?, sino nunca más nos vemos. Y entonces me dijo, ya, yo lo boto mañana de la casa. Al día siguiente, el día de su cumpleaños, este pata salió hablando mal de su familia. Y todo porque ella lo había botado de su casa. Ella me llamó al diario y me dijo ya lo acabo de botar ven pues, Martín, que esto, que el otro.

¿Susy como fué esa historia?

S- Yo no le dije eso, Martín yo te dije que ya lo había botado de la casa.

M- Entonces a los dos días le dije, mira Susy vamos a empezar la relación seria de aquí para adelante, nos juntamos.

S- Yo no te dije que vengas, tú me hiciste botarlo de la casa.

M- Y tú me obedeciste ja, ja, ja.

¿Lo echaste a Percy de tu casa por él?

S- En mis miras estaba estar sola, no tener pareja, no sé, tener libertad, que nadie me diga ¿a qué hora vienes?

M- Yo no la obligué, cuando tu no quieres estar con una persona, no estás.

Eso es cierto ¿tú qué dices a eso Susy?

M- Si no, yo no estuviera con ella ahorita. Comenzamos a salir juntos o yo no hubiera ido hasta canal 4.

-¿Cómo fue la ruptura con Percy?

-S- Yo no me he separado de Percy así, yo ya no vivía con él. Al verlo a él en la cama, echado y la mujer encima de él.
(Martín interrumpe)

M- Yo no estaba en la cama calato, ni nada, mentira. Sabes cómo fue, ¿no? Y tú como llegaste del cielo caíste, porque ese pata, el caficho, porque era o es caficho, yo le conseguí el expediente y se lo di a los diarios.

¿Eso es cierto?

S- Sí él tiene una demanda por proxenitismo. Ya te lo dije.

M- El tenía cinco años de... ¿Tú sabías?

Entonces, el agarró, pagó un billete, ¿cómo se llama la tipa? fui a una reunión y este tipo la puso, qué iba a saber yo. Es evidente porque él la lleva a Susy y le dice mira cómo te saca la vuelta.

S- ¿A ti seguro te pusieron una pistola?

M- Ellos llegaron de la mano y me encontraron, mira cómo té esta sacando la vuelta le dijo.

¿Te encontró en la cama con otra mujer?

M- No, en qué cama.

¿En dónde entonces?

M- Era ac, en una pensión.

S- Fue en cuarto de triplay en Breña, no recuerdo la calle, porque ella se mudo a un cuartito de una azotea.

¿Cómo se llama ella?

M- ¿Quien se mudó a la azotea?

S- Ella, pues, la Estefani.

M- Estás hablando zonzeras, Susana.

¿Estefani qué, es del ambiente?

S- Estefani es su nombre de batalla, porque trabaja en un Night Club.

M- Cómo que de batalla.

S- Entonces yo, como dice Martín, ya no debería estar con él, porque yo lo he encontrado con alguien en la cama, qué injusto es. ¿no?

M- Estás hablando zonzeras.

La clásica, lo ancho para él y lo angosto para ti.

M-No, porque estábamos de vacilón. No vivíamos juntos, no estabamos juntos, no había nada entre nosotros, estamos o ¿no? Por ejemplo, tu como mujer tienes un problema, tu marido te agarra a patadas en el suelo borracho.

¿O sea un desgraciado?

M-Te abres, conoces una persona, entonces no quieres nada en serio bestial. Entonces, yo la venía a ver y su seguridad me contaba, porque ellos por un sencillo de 20 soles me daban todo su recorrido, "mire señor se ha ido al Bertoloto, un día conoció un pata y lo metió aquí a la casa", todo me contaban. O lo llamaba un tal Luigi, el tombo me contaba que ella sale con uno y con otro. Entonces yo también salgo con quien se me dé la gana. Por lo tanto, ahí no ha habido nada.

S- No cuentes mentiras. Lo que pasa es que él me engañó con la Estefani y yo lo engañe con... varios, no solamente con quien él sabe.

M- Yo me agarré como a diez, con rusas, alemanas, japonesas, francesas.

S- Yo con congresistas y tantos más.

¿Con cuáles congresistas?

S- No, no te voy a decir. Con uno del SIN todavía.

¿Con un congresista del SIN o con un agente?

M- Le hubieras dicho que te dé un número pues, por eso te han choteado.

S- Del SIN, del SIN, del servicio de inteligencia, con uno grande todavía.

Grande de tamaño o de poder ¿Quién, no me digas que Montesinos?

M-Mira Susy, date cuenta de lo que estás diciendo, contrólate quieres.

S- Ya te he dicho, tú me sacas la vuelta yo me vengo ocho veces, ya sabes tú.

M- Pero date cuenta de lo que estás diciendo, ahorita tu imagen se va al suelo. Ella va a poner todo esto.

S- Pero he estado con gente de la política, por su culpa, él me sacó la vuelta, yo dije, "él lo hace, yo también".

Con quien especificamente

S- No te puedo decir.

Ya pues ¿con qué bancada, con los que tienes al frente en el hemiciclo o los de oposición?

S-No te voy a decir.

¿No estabas comprometida?

S- He estado, pero yo le advertí, yo le dije y él ya sabe, "tú me sacas la vuelta una vez y yo te la saco ocho veces".

M-Porque ella cobra, di la verdad.

S- Oye, ¿qué cobro?

Martín ¿eso es verdad?

M- Hace tiempo, cuando yo la conocí aca. Ahí Susana pues. (Hace señas refiriéndose al consumo de cocaina)

S- Oye cómo mientes, Martín, deja de hablar idioteces.

M- Pero tú me estás dejando así, ya pues, yo también voy a hablar.

S- ¡Deja de hablar idioteces ah!.

Tú la has visto consumir cocaina?

M- Con tu amiga la Ruth, mi amigo salió disparado se fue.

S-Yo ni fumo cigarro Martín, jura por la vida de tu hijo, ¡que se muera tu hijo si alguna vez me has visto coqueándome o fumar un cigarro, que se muera tu hijo!

M- Hablas piedras nada más Susana.

S- Jura por la vida de tu hijo si alguna vez he fumado pasta o algo.

M- Yo no he dicho que fumas.

S- O que he jalado. Jura pues.

M- Mira, eso sí es cierto, porque una amiga de ella, cuando vine la primera vez acá, dijo, "oye ayudín, ayudín que esto que el otro" y mi pata agarró...

S- En el ambiente artístico hay, ya. Pero jura por la vida de tu hijo si me has visto jalar o he jalado en tu delante o he fumado pasta.

M-Ya Susy, no has jalado.

S- Entonces no hables idiotesces.

M- No toma, no jala nada. Con ella no se puede conversar porque al toque suelta todo, se piconea.   

S- Te estás inventando Martín.

M- Escúchame Susana, tú sola te estás poniendo en evidencia. Por favor, ten un poco de criterio, tienes que ser un poquito inteligente.

S- Es por eso que yo no quiero casarme con él.

M-Tú no puedes hablar esas cosas que has estado con uno del SIN y que te has acostado con un congresista, porque ella lo va a poner.

S- ¿Entonces quieres que mienta?

M- O se, que es verdad. (haciéndose el tonto, el que recién se entera) Pero date cuenta de lo que estas diciendo.

M-¿Tú como te llamas?

Lily Castillo.

M- Si tu peleas con tu marido nadie tiene por qué enterarse, ¿tú tienes hijos?...

S-Sabes que yo estoy aquí tranquila, y él me critica cómo me visto, cómo hablo, no quiere que hable nada.

M- Pero ¿como vas a decir eso? que has estado con congresistas.

S- He estado con políticos ¿y qué?

M- Sí, con uno del SIN.

¿Susy y quienes son esos congresistas con los que tú has estado?

M- Date cuenta de lo que vas a decir.

S- Ya pues, entonces voy a decir que soy una monja, nunca he estado con nadie, soy virgen.

M- ¿Cómo puedes decir que has estado con congresistas cuando hemos estado saliendo juntos?

S- Políticos he dicho. él está diciendo que no hable así, yo no soy hipócrita como esos politicos hipócritas, yo no soy como esas personas, yo no tengo pelos en la lengua, yo hablo las cosas como son, por eso la gente ha votado por mí. Hoy tú me dices "¡ay yo no!", a mí no me gusta una careta, yo no puedo decir que soy una puritana a esta edad, no, uno tiene que hablar las cosas como son. Los tiempos ya no son como antes que hay que aguantar a una persona, por el qué dirán, que te pegue, que te insulte, que te diga prostituta, que te diga eso, que te patee en el suelo.

M- Te divorcias pues.

S- Te separas, nosotras tenemos los mismos derechos que los hombres, ¿por qué ellos sí pueden sacarnos la vuelta, separarse, divorciarse, volverse a casar, y ellos caen bien parados? A nosotras en ese caso nos dicen jugadoras, ¿porque crees que no aguanté al papá de Florcita? Por mujeriego.

M- Te fuiste tambien con el joyero, que se llamaba Jorge... ¿qué?

S- Mujeriego.

M- Estuviste cuatro años con él.

S- ¿Por qué crees que no aguanté a todos con los que me casé?

M- Porque a todos los encontraste con otra mujer.

S- ¿Sabes lo que pasa? que el hombre se siente disminuido cuando una mujer, su pareja, triunfa.

Por ejemplo, de repente es envidia, quieren vernos en el suelo pisotearnos así, quieren vernos disminuidas, ahí el hombre está feliz.

M- ¿A qué te refieres?

S- A mí siempre me ha pasado así.

¿Con todos tus maridos?

S- El papá de Flor dijo que yo no soy vedette que no bailo, ni canto, ¿por qué?

¿Dime tú Susy?

Porque es un envidioso, él ahora está mal, qué cosa cree, que envidiando, hablando mal del gobierno le va a ir bien, el está con las justas, por malo por envidioso, está mal pues qué queria, verme en el suelo, él dice que nunca voy a ser una buena artista.

Pero eso no significa que todas tus demás parejas sean iguales...

M-Mira, yo le dije a Susana para hacer una conferencia de prensa y ella me dijo, "pero si a mi me han dicho que sólo cuando me calateo o estoy metida en coca vienen los periodistas". Y ella no quería, la hicimos y ella me dijo, vas a ver que no va a venir nadie. Esto salio en todos los medios, todos los canales, en La República, El Comercio, o sea ella se menosprecia, yo hice la nota de prensa y lo deje en todos los medios.

S- Cada vez que me vienen a entrevistar hablo de mis proyectos ¿o no?

M- Ella no puede pluralizar, porque yo siempre aspiro a que sea algo más, quiero que ella salga para adelante, no todas las personas somos igules.

¿Tú qué dices, Susy?

M- Porque si yo no hubiera llamado a mis patas del Comercio, a Zegarra, a Chirito de La República, a lo mejor no venían. Porque uno siempre aspira lo mejor para la pareja.

S- Mira, en los canales siempre que hablo de mis proyectos me cortan. Yo les digo a los periodistas que quiero hablar de mis proyectos, no que eso no va a dar rating, pero yo quiero hablar de mis 121 proyectos.

¿Tú crees que Martín tambien te quiere ver en el suelo?

M- ¿Por qué yo te preparé el balance?

S- Entonces ¿qué estás haciendo ahorita diciendo que cobro, que no cobro?

M- Mira, yo te dije que son cinco años que tú no puedes entrar por acá y salir por acá. Este es tu último día en el Congreso, tienes que presentar tu balance para que la gente sepa, como ella te dijo, que no eres ninguna bruta, para que esa gente que no te deja de fastidiar, del ambiente cómico, que tú has elaborado con un gran abogado el doctor Gustavo Falcón proyectos que han sido aprobados en un 40%.

S- No, que nadie va a venir a decir de mí que esto, que el otro.

M - Ella habla de despecho, no le gusta perder, te sientes atacada y hablas un montón de cosas, como hace un rato, que has estado con uno y otro.

S- Pero yo soy así, si tú me sacas la vuelta yo te la saco más.

M- Escúchame, tú, para empezar, tienes que hablar bien, porque yo te digo ahorita aquí "he estado con una alemana, japonesa" eso es una broma, pero en su caso ella lo dice de reproche por lo que yo dije. Pero lo que le digo siempre es que tiene que haber comunicacion, porque ella explota y dice "yo también estuve con éste, con éste".

S- Pero tú estas diciendo que metí hombres acá, tú mismo has dicho que me he acostado con Luigi.

M- Pero si es verdad, pues, Susana.

S- Ya pues, ahí cuenta nomás, tú me haces una y yo te hago varias. Empieza a contar, faltan cuatro.

M- Pero a ese pata (Luigi) yo ya lo había visto. Pero yo todavía no vivía con ella ah, por si acaso, aclarando.

S- Por una vez yo te hago ocho, o sea ojo por ojo diente por diente.

M- Ella lo puede haber hecho en su vida, lo que dice, pero lo habrá hecho antes de estar conmigo.

S- Pero yo estaba soltera.

M- Pero no vivías conmigo.

S-Ya estábamos saliendo.

M- No, no estabamos juntos.

S-Ya estábamos saliendo.

M- Pero no vivíamos juntos.

S- Pero es igual.

M- Pero no vivíamos juntos.

S- Pero ya estábamos saliendo.

M- Pero era una relación, así, paralela.

Y Florcita ¿qué es de ella?

S- Está en el colegio.

Que comienze el circo de los 4 suyos
Marco Aurelio Denegri
Susy Díaz: Yo estuve con políticos y con un grandazo del SIN
Leslie Stewart
Patricia Donayre
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: