Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > Experto en seguridad ciudadana...
 


Artículos

EXPERTO EN SEGURIDAD CIUDADANA, CÉSAR ORTIZ, AFIRMA: "TOLEDO NO HIZO CASO A LAS ADVERTENCIAS".

César Ortiz Anderson, especialista en seguridad, presidente de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana (APROSEC) y ex candidato al Congreso por el FIM lanza graves acusaciones contra Perú Posible y asegura que su líder, Alejandro Toledo, es uno de los responsables de los sucesos del 28 de julio pasado. Ortiz, personalmente, se acercó al local donde se reunían los profesionales de ese grupo político días antes de la «marcha de los cuatro suyos» para advertirles que no debían realizar esa movilización porque «la furia de la gente se desbordaría sin control alguno». «Y así sucedió», lamenta hoy Ortiz.

¿Es cierto que usted había alertado a los organizadores de la «marcha de los cuatro suyos» sobre el evidente peligro que ésta significaba?

Sí. Es más, nosotros sacamos esto en diversos medios de prensa. El día 19 de julio salió en el diario Referéndum. Tres días antes de la marcha lo hicimos en varias entrevistas, en Radio Programas del Perú, Radio Cadena, Cable Canal de Noticias (CCN) en el que advertí que esta marcha iba a tener resultados funestos, cosa que ocurrió.

¿Usted advirtió directamente a alguien del Partido Perú Posible, a los organizadores de esta marcha?

Sí. Una semana antes, el día 22 fui al Centro de Convenciones del hotel Crillón, donde se realizaba el evento de los profesionales de Perú Posible y hablé con el señor Alejandro Narváez que es el presidente de este grupo de profesionales de Perú Posible. Le di mi tarjeta, le manifesté verbalmente mi inquietud por la «marcha de los cuatro suyos» y le dije que quería colaborar en cuanto al tema de seguridad.

¿Pero qué fue lo qué usted le dijo precisamente?

Le dije que quería conversar con él y con Alejandro Toledo directamente el tema de prevención. Nosotros lo manejamos debido a los años que trabajamos en ese sector.

¿Y se reunieron?

No. Sólo en esa oportunidad en la que yo me acerqué porque era una situación que me preocupaba. Pero nunca recibí una respuesta, a pesar de que luego llamé por teléfono sucesivas veces. Pero no me atendieron. Eso es algo para lamentar, porque si me hubieran prestado atención creo que no hubiera ocurrido tanta desgracia.

¿Por qué creyeron que esta marcha iba a traer problemas de inminente violencia?

En primer lugar, no tenían un plan de contingencia en caso de una crisis de seguridad. Nunca lo mostraron. En segundo lugar, las informaciones eran imprecisas. Primero se habló de una astronómica cantidad de gente, luego se bajó la cifra, pero se vio una falta de seriedad grave, por lo tanto no sé sabía cómo se iba a manejar esta marcha. Ni siquiera estaban preparados para recibir a la gente que vino de provincias, que fue la gran mayoría.

A su parecer ¿cuántas personas fueron a la marcha?


Entre 80 ó 100 mil personas, muchas de las cuales llegaron de provincias. Si a eso le aplicamos que en Lima hay más de 7 millones, entonces estamos hablando de un porcentaje mínimo, de sólo el 3%. Esto se puede entender como un rechazo total a la violencia. Esa es la lectura que se puede sacar de estos sucesos.

¿Para usted qué fue lo que sucedió ese día de la «marcha de los cuatro suyos»?

Lo que vi fue a varios grupos de jóvenes que, sistemáticamente, estaban atacando los edificios públicos a las 11:30 a.m. Primero se inició en el Palacio de Justicia, pero luego quemaron el Banco de la Nación, el Jurado Nacional de Elecciones y el Ministerio de Educación. Los jóvenes iban con botellas con gasolina, palos, piedras. Eran gente que estaba preparada para hacer este tipo de vandalismo.


¿Usted cree que el accionar sistemático fue lo que impidió controlar los diversos incendios o custodiarlos por parte de la policía?

Yo creo que la actuación de la policía ha sido cauta y prudente porque no estaban armados. De lo contrario, no sé que hubiera pasado. Esa fue una gran medida. En segundo lugar, ellos estaban más preocupados en custodiar el Congreso de la República, donde estaba el Presidente, al igual que Palacio, así como el camino que usaría el Presidente para juramentar. De alguna manera centraron sus fuerzas en esa zona.

¿Qué cree que generó la violencia en esta marcha?

Una jornada muy larga de protesta en un ambiente que no era el propicio. El contexto político no era el ideal. Una marcha de tres días casi siempre se desborda, eso dijimos nosotros. Pedimos que se realice sólo en dos días. Estamos seguros que, de hacerse así, se hubiera evitado estos eventos tan penosos. La gente que vino de provincias estaba en condiciones poco agradables y eso creemos que de alguna manera aumenta la furia de los resentimientos sociales. De alguna manera, esto contribuyó al desborde.

¿Cuáles serían las conclusiones básicas de esta marcha?


Primero, que la violencia no conduce a nada, que hay un gran rechazo de la violencia por parte de todos los peruanos. Y lo segundo es que veamos que necesitamos unirnos y no separarnos, porque no es lógico que entre peruanos nos estemos matando.

A su parecer, ¿quiénes son los responsables de estos hechos del día 28 de julio?

Lo que yo pienso es que ha habido una mala organización de esta marcha y es lo más obvio, sólo tenemos que recordar los resultados. Definitivamente hubo negligencia, por decir lo menos, en cuanto a seguridad preventiva. Lo que es imposible de negar es que quien organiza algo tiene que preveer y tener los elementos necesarios para proteger, no solamente a la gente que acuda sino al resto de ciudadanos que, por innumerables razones, estaban por ahí, como es el caso de los agentes de seguridad que murieron, asimismo hacia la propiedad pública y privada. Quien convoca tiene responsabilidad.

Dado estos antecedentes, ¿cómo califica la amenaza de continuar con la «marcha de los cuatro suyos»?

Sería irresponsable después de estas muertes convocar nuevamente a marchas porque nadie puede garantizar cómo acabarán. ¿Acaso ya no hay un poco de respeto por la vida humana? ¿O es que en este país no tiene precio la gente, la vida no vale nada? Por amor de Dios, ¡reaccionen! A mi parecer, no es conveniente continuar con más marchas. Yo recomendaría abstenerse de realizar o participar de cualquier otra manifestación o marcha.

¿Perú Posible también tiene responsabilidad en los delictuosos hechos del 28 de julio?

En parte sí. Hay muchas hipótesis, pero lo cierto es que quien convoca tiene responsabilidad.

¿Cuáles serían las repercusiones de esta marcha?

Que se está dando nuevamente un espacio para que vuelva a surgir el terrorismo que está neutralizado, pero no extinguido. Está aguantado, neutralizado, atado de manos.

Toledo no escarmienta y otros artículos de actualidad en GENTE.
Alex Kouri saca las garras y rompe fuegos. ¿Próximo candidato?.
Rafael Rey: "Alvaro Vargas Llosa hace mucho daño al Perú".
"60 Segundos con Angelina Jolie".
Francisco Diez Canseco: "Sociedad Civil estará representada ante la OEA".
Experto en seguridad ciudadana, César Ortiz, afirma: "Toledo no hizo caso a las advertencias".
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: