Make your own free website on Tripod.com
  Tú estás aquí (You are here): Portada(artículos) > Milagros Huamán: "Basta de...
 


Artículos

MILAGROS HUAMAN: ¡BASTA DE QUEJARSE, VAMOS A LAS SOLUCIONES!

Pertenece a las filas de la oposición maximalista de Perú Posible pero, como congresista de la República, ha sabido hacer respetar el encargo que le dio un importante porcentaje del electorado nacional. Ella es Milagros Huamán quien, ahora con el mundo a sus pies, reconoce que Alejandro Toledo "en la primera vuelta, ofreció trabajo, habló de los problemas del pueblo, pero en la segunda vuelta su discurso cambió, se volvió más de queja y no de progreso", señalando que ese fue su principal error. Por eso, no obstante su juventud e inexperiencia política, hace un furibundo llamado a la oposición maximalista, arengando: "¡Basta de quejarse y vamos a las soluciones!".


Usted es una de las más jóvenes representantes del Congreso por Perú Posible. ¿Ha tenido diferencias con el señor Toledo?

Más que diferencias puedo decir que han sido observaciones a los conceptos.

¿Como cuáles?


Sobre ciertas actitudes que tuvo Alejandro, quien al comienzo se descuidó mucho de los congresistas electos de nuestro partido, dedicándose de lleno a la segunda vuelta.

Es que era su lucha por la presidencia de la República...

Claro, pero no se dio cuenta de la importancia que teníamos, primero nuestro número de parlamentarios era de 32, luego bajamos a 29 y no hubo quién reclame y proteste y eso le correspondía al líder. En este caso, Alejandro y el partido fallaron.

¿Qué se debió hacer entonces?

Se debió reforzar a los que ya teníamos para que no se vayan, como muchos que se han ido, en vez de dedicarse de lleno a la segunda vuelta y sobre todo a acusar de fraude, de dictadura, en lugar de luchar y continuar con sus ideales.

¿Cómo se perdió la imagen de Toledo en la segunda vuelta?


En la primera vuelta, la campaña de Alejandro fue ofrecer trabajo, hablar de los problemas del pueblo, pero en la segunda vuelta su discurso cambió, se volvió más de queja y no de progreso. Tampoco sabíamos lo que iba a hacer y, especialmente, cómo enfrentaría determinados problemas.

¿Entonces admite que fue él quien cambió?


Si cambió, pues todo en él era queja y más queja, que me han hecho esto, que me han hecho lo otro, y a la gente no le gusta mucho eso. Esas debilidades también fueron de Andrade y de Castañeda.

Era un coro de quejas...

Llegó un momento en que se empezaron a quejar de todo y, evidentemente, comenzaron a perder piso.

¿Ese fue su principal error?


Alejandro cayó en eso, Perú Posible cayó en las quejas y los reclamos, se olvidó de las cuestiones de fondo, de lo que necesitaba el país, la gente.

milagros1.jpg (17028 bytes)


¿Qué cree que hubiera pasado si Toledo continuaba con el mismo discurso de la primera vuelta?

Yo creo que si su discurso hubiera seguido como el de la primera vuelta hubiera ganado con una ventaja grande porque, mientras Alejandro se quejaba, Fujimori salía a hacer ofertas, ofrecimientos. Así que es obvio que el asunto debió encaminarse por ese lado más que por el asunto de las quejas. Y ese es el principal error de la oposición en general.

¿No cree que el Perú necesita una reconciliación o es que vamos a seguir enfrentados entre peruanos como se vió en la "marcha de los cuatro suyos"?

Yo quiero una reconciliacion. Estoy harta de sentir este clima horrible de enfrentaminetos, insultos y groserías que se ha visto, por ejemplo, en el Congreso.

¿Qué impresión tiene del Congreso?


Para mí ha sido una sorpresa. Entre los congresistas se dicen de todo, se insultan pero sólo para las fotos y las cámaras, porque después, en los pasillos, están dialogando como si fueran grandes amigos. Al final, pienso que es gente con la que hay que aprender a convivir, porque son cinco años que nos veremos las caras y en algún momento uno necesita del voto de esta gente para hacer un proyecto interesante para tu pueblo.

¿Por qué aceptó usted participar en las juntas preparatorias cuando su líder Toledo se había opuesto hasta que ustedes asuman el cargo?

En un determinado momento nosotros pusimos nuestros cargos a disposición de Alejandro Toledo, pero después él se dio cuenta de que estando dentro él podia conseguir más cosas, podía tener un frente más para luchar, porque Toledo sin la bancada de Perú Posible sería el ex candidato sin ninguna representatividad. A última hora se dio cuenta de eso y nos pidió que juramentemos.

¿El tiempo que demoran para solidificarse como partido fuerte se debe a que no tiene una política forjada y propia?

Va a tomar su tiempo por la sencilla razón de que solamente tres de los 24 congresistas son auténticos partidarios de Perú Posible y los demás somos invitados. Yo me considero invitada. Tenemos algunas diferencias en cuanto a nuestras tendencias políticas de muchos tipos. Antes de invitarnos no se nos consultó, ni se nos preguntó "¿tú piensas así?", sólo nos dijeron "¿tú quieres un país diferente?" y yo respondí que sí. Entonces, conseguir que todos pensemos igual va a tomar su tiempo.

¿Cuál cree que será el futuro de Perú Posible?


Conformarnos como un partido político sólido, con ideas sólidas, pero creo que esto va a tomar su tiempo definitivamente y esperemos que los 24 que quedamos sigamos en la misma línea.

¿Se siente identificada con Perú Posible?

Yo me siento identificada con el partido, con todo lo que –con sus defectos y virtudes– hemos querido hacer.

¿Considera factible que Toledo gane las eleciones del 2005?

Realmente tendrá que trabajar mucho porque hasta el 2005 hay bastante pan por rebanar y es posible que aparezca por ahí un candidato que le haga frente. Pero si vuelve a tocar los problemas y las soluciones que la gente quiere escuchar, que son los referidos a la salud, el desempleo y la educación, yo creo que sí puede lograrlo. Pero si continúa con las mismas quejas, todo será inútil. Creo que la gente ya está harta de recibir quejas.

¿Qué es lo que la oposición espera de la OEA?

Esperemos que el gobierno, primero, respete el planteamiento que ha hecho la OEA, yo dudo mucho que eso vaya a ocurrir. Para mí, es una maniobra para dilatar el tiempo y dejar trancurrir los cinco años de gobierno.

¿Pero a título personal qué piensa?

Si Fujimori quiere quedarse cinco años, no voy a pelear para su destitición. Fujimori ya está en Palacio y realmente espero que cumpla con democratizar al país y para eso tiene que solucionar todos los puntos que planteó la OEA.

En esto también tiene que ayudar la oposición...

De acuerdo, pero si el gobierno continúa dilatando la respuesta a una serie de problemas, no vamos a conseguir nada. De lo que se trata es que el gobierno deje su actitud abusiva en su afán de dilatar esa respuesta que esperamos todos los peruanos, pues al final llegarán a soluciones a medias, que es lo mismo que nada.

¿Explíqueme eso de que resolverá a medias los puntos presentados por la OEA?

Estas respuestas a medias se pueden dar, por ejemplo, con el caso del señor Baruch Ivcher, que seguramente le van a devolver su nacionalidad y no el canal, y cuando regrese de repente lo encarcelen. Asimismo, creo que nunca van a restituir el Tribunal Constitucional. De repente convoquen a nuevas elecciones, con gente nueva, pero tampoco es el hecho. Lo importante es que tanto la oposición como el oficialismo y el Perú en su conjunto debemos tener la voluntad, el propósito, de llevar adelante a nuestro país. Ya es tiempo de madurar y dejar de quejarnos, en lugar de aportar soluciones. ¡Basta de quejas, vamos a las soluciones! Si un grupo del pueblo peruano votó por mí, seguramente no fue para ir al Congreso a quejarme día y noche, sino para aportar soluciones a sus problemas, por eso repito ¡basta de quejarnos y vamos a las soluciones!


Notas de actualidad en GENTE.
GENTE denuncia por difamación a Gorriti, Guerra y Canal N.
Milagros Huamán: ¡Basta de quejarse, vamos a las soluciones.
Chica de portada: Malú Costa.
Friedrich Nietzsche: A 100 años de su muerte. Entrevista con el profeta del Superhombre.
Revista GENTE. Derechos Reservados www.genteperu.com
Diseño y soporte: